Lunes, 25 febrero 2013 09:53

La televisión: Efectos positivos y negativos

Por :  
Valora este artículo
(28 votos)

En toda comunicación, independiente del mensaje, se logra un efecto. La televisión es una de las vías de comunicación masiva más potentes. Es un instrumento para la formación de valores, de modos de vida, de estereotipos, entre otros. Esta influencia es mayor en los niños quienes son moldeados en muchos aspectos por su mensaje.

Se han realizado muchas investigaciones que sugieren, por ejemplo, la relación entre ver violencia en televisión y actitud violenta. También se ha sugerido que los niños que presencian mucha violencia en televisión se tornan apáticos ante la violencia de la vida real, y que ver televisión en exceso está asociado con menor autocontrol y conductas agresivas.

Goranson's, en su revisión sobre los efectos psicológicos de la violencia en los medios, identificó cuatro aspectos importantes:

1. Aprendizaje: la violencia en televisión induce conductas agresivas en niños y adolescentes. Las conductas agresivas son aprendidas por observación. La otra cara de la moneda es que los niños también pueden aprender de la televisión valores sociales, como cooperación y amabilidad y aspectos relacionado con su escolaridad.

2. Efectos emocionales: la televisión como medio de gran penetración influye en los intereses y motivaciones de los niños. Como resultado de la repetición de violencia en los medios de comunicación de masas hay una disminución de la sensibilidad emocional del niño ante la violencia y un aumento en la capacidad de ser violento o agresivo con otros. Los niños demuestran mayor agresividad en sus juegos y prefieren seleccionar la agresión como respuesta a situaciones conflictivas.

3. Catarsis: la catarsis se refiere a la descarga emocional. La observación de escenas de dolor, horror y sufrimiento resulta en catarsis, es decir, descargas durante o después de la observación de programas de contenido violento. Esto puede tener dos lecturas, una positiva que permite la descarga de emociones negativas y otra negativa que propende a la actuación de la rabia.

4. Conducta: La televisión ofrece modelos de comportamiento que juegan un papel fundamental en la conformación de la conducta y la modificación de normas sociales por imitación. Pueden ser modelos de conducta positiva y aceptadas por la sociedad o negativas. Los niños pueden aprender que las conductas agresivas son una solución aceptable a la provocación, ya que en los programas violentos estas conductas se justifican.

En la sociedad contemporánea es cada vez mayor la importancia de los medios masivos y en particular de la televisión en el moldeamiento de actitudes, respuestas emocionales, y conductas. La importancia de la televisión en el proceso de socialización de los niños está relacionado con la calidad de los contenidos de los programas educativos, informativos y de entretenimientos que se transmiten, y de la publicidad. La televisión es "la maestra electrónica de nuestros tiempos". Esto supone que debe haber una discusión abierta en cuanto sus efectos positivos y negativos. La censura a priori no es la solución.

Leído 11508 veces