Nelly Pujols

Sábado, 25 julio 2015 06:00

¿lo vamos o lo quedamos?

Por :

¡Vámolos! ¡Vámolos!... Decía Jorge, mi hijo, cuando escuchaba la palabra “parque” o cualquier cosa que le sonara a diversión y lo sacara de la tranquilidad de la casa.
Ahora es a nosotros a quienes nos toca decidir si “lo vamos” o “lo quedamos”. La tranquilidad de vivir en el país de uno (al menos hace algunos años) no daba ni siquiera presentimientos de lo que sería nuestro destino en un futuro cercano.

Viernes, 17 julio 2015 07:00

Cuando el dólar llegue a… (¿?)

Por :

Para los que no tuvieron la oportunidad de leer mi página de la semana pasada, esta se titulaba “Choros se quejan del dólar a 500 bolos” y resulta que desde que lo envié a las diferentes redacciones de este grupo editorial, hasta el momento en que iba a salir publicado en cada una de ellas, la cifra cambió. Desde Panamá, muy inteligentemente, pasaron el número de 500 a 600… Y se quedaron cortos.

Desde la Cota 905 de Caracas, declarada “zona de paz” por el Gobierno, el distinguido choro mayor Yorley Kennedy Chacón hace un llamado a los economistas del país y a los representantes de PDVSA y del Banco Central, respectivamente, para que tomen conciencia sobre el desbarajuste económico al que están llevando al país.

No se imaginan qué alivio me dan las palabras de Donald. Por fin puedo comentar sobre una imbecilidad que no viene del sur, sino del norte. 

En Venezuela, el trueque se ha convertido en la cosa más común para lograr obtener algo que no existe en el mercado. Por ejemplo: si una vecina llega primero al Central Madeirense y consigue pollo, porque tiene un contacto que “le canta la zona” como los delincuentes, en seguida llama y dice:

Viernes, 19 junio 2015 07:00

¿Cuántos kilos quiere?

Por :

Frases como esa no se escuchan desde que existía el papel carbón, cuando los chamos se aprendían las “tablas” de multiplicar y dividir y la gente tenía que buscar las direcciones con un papelito en la mano.

Lunes, 15 junio 2015 08:39

La bruta y los hijos de bruta

Por :

Indiscutiblemente hay algo además de la espada de Bolívar que corre por América Latina y es la brutalidad suprema, llevada, además, con un orgullo arrollador. Todos, incluyendo universitarios, literatos, profesionales y demás, nos hacemos eco de las “burralidades” que últimamente salen a la luz pública.

La caída del Cabello provoca miles de preocupaciones a personas de cualquier edad, sexo o religión. Y más aún en estos tiempos. Mucho se ha hablado de la caída del Cabello y que solo la para… el piso.

Ante el rotundo éxito de la nueva fórmula comunicacional en nuestro país; y debido a que el Internet es cosa del pasado, pues funciona con electricidad, cuestión ésta última que no funciona –valga la rebuznancia- el magnánimo Gobierno bolivariano, está dedicando las pocas horas de trabajo que tiene en implementar locales sin aire acondicionado (para no gastar luz) y sin computadoras, pues no son necesarias. Dichos locales estarán cerca de sendas matas de mango, para facilitar la implementación de los pedidos populares para sus gobernantes.

Durante casi 60 días, un grupo de compañeros artistas nos hemos congregado en las diferentes redes sociales para enviar mensajes de aliento a los compatriotas en Venezuela. El grupo se denomina #ArtistasPorVzla e involucra ya a más de 100 actores y escritores residenciados en diferentes partes del mundo. Escribimos por el pajarito azul, Facebook e Instagram. Obviamente con la cantidad de seguidores que tenemos cada uno, la cosa se multiplica de tal manera que todas las noches llegamos a ser el primer “trending topic”.

Página 1 de 13